SÍNDROME DE DIFICULTAD RESPIRATORIA
EN EL RECIÉN NACIDO

BRONCOASPIRACIÓN DE MECONIO Se presenta el cuadro clínico cuando el paciente desarrolla dificultad respiratoria por la presencia de meconio en la vía aérea. Alrededor del 10 % de los partos se acompañan de meconio in útero pero sólo un 10 % de estos pueden llegar a presentar broncoaspiración. Está relacionada con asfixia prenatal. En los días u horas precedentes ocurre un insulto asfíctico (hipoxia + acidosis) que estimula la producción de motilina, llevando a deposición meconial in útero. La acidosis intrauterina, estimula el centro respiratorio del feto, iniciándose respiraciones más frecuentes con alteración del mecanismo del esfínter de la glotis y el progreso del meconio a la vía aérea. La aspiración parcial o masiva de meconio desarrolla efecto de válvula en bronquios pequeños y bronquíolos, obstruyendo la salida de aire con hiperinflación pulmonar y a veces desarrollo de neumotórax. Otro problema asociado es la hipertensión pulmonar. Se presenta por cambios morfológicos en las arteriolas del pulmón. La capa muscular de estas arteriolas se hipertrofia obstruyendo la luz y la circulación normal de la sangre, desarrollándose vasoconstricción persistente, reapertura del agujero oval y del ductus y en general patrón de circulación similar a la fetal.
Diagnóstico Se puede sospechar el síndrome en fetos con insuficiencia placentaria (postérmino, desnutridos intrauterinos, asfixiados crónicos, hijo de fumadora). En prematuros menores de 37 semanas es excepcional.
Clínica El paciente que presenta broncoaspiración, tiene bajo apgar al nacer e inicia un cuadro de dificultad respiratoria progresivo. La presencia de taquipnea, quejido, cianosis persistente, estertores broncoalveolares, aumento del diámetro anteroposterior, hipoventilación en un niño con las características anteriores hace el diagnóstico clínico de la broncoaspiración de meconio. Puede existir compromiso multisistémico siendo frecuente la encefalopatía hipóxicoisquémica asociada y la insuficiencia renal así como también la presencia de disfunción miocárdica y la enterocolitis necrotizante, eventos todos relacionados con cuadros de asfixia severa.
Hallazgos radiológicos Infiltrados alveolares pulmonares bilaterales, aumento en el diámetro anteroposterior, hiperinflación en las bases con aplanamiento del diafragma. Neumomediastino o neumotórax puede ser un hallazgo frecuente.
Exámenes paraclínicos CH completo, gases arteriales que muestran acidosis mixta con predominio metabólico secundaria a la hipoxia y en los cuadros menos severos alcalosis respiratoria con hipoxemia. La PO2 mejora con la oxigenación, pero en algunos pacientes la persistencia de hipoxemia se acompaña de hipertensión pulmonar. La disfunción miocárdica por la asfixia asociada a la hipertensión pulmonar persistente determina la necesidad de hacer ecocardiografía en los pacientes con broncoaspiración severa de meconio.