veterinario online

veterinario online

veterinario en linea

veterinario online

veterinario en linea
veterinario por internet
veterinario con perro
Realice consultas de veterinaria  y obtenga una respuesta, veterinario online las 24 horas del dia
InicioQuienes SomosTemas VeterinariaPreguntas VeterinariaConsulta Online
®
Seleccione el  veterinario que necesita
consulta online
veterinario online
logo twitter
logo linkedin
logo blogspot
logo de facebook
>
HIPERGLICEMIA NEONATAL
DEFINICIÓN Calcio sérico total menor de 8 mg/ dl en el Recién Nacido a término y
7 mg/ dl en el recién nacido prematuro o menor de 3 a 3.5 mg/dl de calcio iónico.
SÍNTOMAS Temblores, aumento del tono muscular, convulsiones, excitabilidad,
cianosis, vómito, intolerancia al alimento, síntomas que comparte con otras
entidades como la hipoglucemia, sepsis, hemorragia intracraneana, prolongación del
segmento Q -T en el EKG. Tradicionalmente la hipocalcemia se ha dividido en
temprana (primeros tres días de vida) y tardía (luego del tercer día de vida).
HIPOCALCEMIA NEONATAL TEMPRANA Neonatos a riesgo de sufrirla: -
Enfermedad Materna: Diabetes, preeclampsia, hiperparatiroidismo. - Trauma
obstétrico, sufrimiento fetal, asfixia neonatal. - Prematuros. - Neonatos enfermos:
enfermedad de membrana hialina, hipoglucemia. Sepsis, retraso de crecimiento
intrauterino, hipomagnesemia, exanguinotransfusión.
HIPOCALCEMIA NEONATAL TARDIA (tetania neonatal clásica) Esta entidad ya
es de escasa presentación ya que la causa principal es el suministro al recién
nacido de leche con alto contenido de fosfato y con una relación Ca-P menor con
respecto a la leche materna en la cual es de 2/3. En la leche de vaca esta relación
es de 1/3. La hiperfosfatemia lleva a la hipocalcemia probablemente como
consecuencia del aumento de los depósitos de fosfato tricálcico en el hueso;
potenciación del efecto hipocalcémico de la calcitonina y/o inhibir la respuesta
calcémica de la parato-hormona. Otras causas de la hipocalcemia neonatal tardía
son: - Deficiente absorción intestinal del calcio. - Hipomagnesemia. -
Hipoparatiroidismo transitorio (secundario a hiperparatiroidismo materno) o
permanente (secundario al síndrome de DiGeorge; Familiar de origen autosómico
dominante, recesivo o ligado al cromosoma x; hipotiroidismo neonatal transitorio
debido a un bloqueo en la respuesta de la hormona paratifoidea a la fosfaturia).
Hipomagnesemia, deficiencia de vitamina D, falla renal. Alto contenido de fosfato en
leches maternizadas y falla renal.
ESTUDIO Y TRATAMIENTO Se debe intentar determinar la etiología de la
hipocalemia. En aquellos casos en los cuales la etiología no es clara, se debe
solicitar los siguientes estudios y laboratorios: radiografía de huesos largos, nivel de
calcio total y ionizado (recuerde que la forma ionizada es la que estimula o inhibe la
hormona paratiroidea), magnesio, fosfato, fosfatasa alcalina, creatinina, excreción
urinaria de calcio, radiografía del tórax para determinar la presencia del timo, estudio
genético para DiGeorge, conteo de las células CD4. Los niveles de fosfato son
claves para el diagnostico (ver tabla 1). Recuerde que la albúmina es el reservorio
principal de calcio ligado a proteína, y que la fracción de calcio ionizado es
inversamente relacionada al pH del plasma. Además, una disminución de la
albúmina sérica disminuirá el nivel de calcio ligado a la proteína, aumentando la
fracción de calcio ionizada y disminuyendo la concentración total de calcio sérico.
No olvidar que la concentración de Vitamina D en la leche materna es baja 912 - 60
IU/L. Por esta razón se recomienda suplementar recién nacidos alimentados al
pecho con el requerimiento diario: RDA de 400 IU de Vitamina D, especialmente en
recién nacidos de piel oscura o con poca exposición a la luz solar. En estos recién
nacidos con riesgo de presentar hipocalcemia se acostumbra su prevención
mediante el suministro de aproximadamente 18 mg/Kg. de calcio elemental
(2cc/Kg./día de gluconato de calcio al 10%) al día por vía endovenosa o de 75
mg/Kg. por vía entérica. Pudiéndose utilizar la misma presentación de gluconato de
calcio al 10% de uso endovenoso. Se mantiene este suministro de calcio hasta que
el niño este recibiendo en forma adecuada la alimentación enteral. Cada centímetro
cúbico de gluconato de calcio al 10% suministra 9 mg de calcio elemental.