HIPOCALCEMIA SINTOMÁTICA En caso de convulsiones se suministra 1-2 ml/Kg. de gluconato de calcio al 10% diluido con igual cantidad de agua estéril y se administra endovenoso lento (10 minutos) monitorizando la frecuencia cardiaca. Nunca se debe mezclar con bicarbonato de sodio. Se deja una infusión de 75 mg de calcio elemental por Kg. para 24 horas (8 cc/Kg. de gluconato de calcio al 10%), hasta cuando se normalice el valor del calcio luego se suministran 37mg/Kg./día (4 ml de gluconato de calcio al 10%/Kg./día) durante un día y luego se retorna a 18 mg/Kg./día (2cc/Kg./día de gluconato de calcio al 10%). Siempre se debe cuidar que no se extravase la solución pues produce necrosis llevando en ocasiones a penosas consecuencias. La infusión se puede colocar en forma continua o en bolos, teniendo en cuenta el monitoreo cardíaco y en caso de presentarse bradicardia suspender el suministro mientras ocurre normalización en la frecuencia cardiaca
HIPERCALCEMIA NEONATAL Se considera hipercalcemia cuando el calcio sérico total se encuentra por encima del 11 mg/dl. Los efectos de la hipercalcemia son principalmente: Renales: interfiere con la acción de la hormona antidiurética produciendo poliuria, la cual puede llevar a deshidratación.
Cardiovasculares: hipertensión secundaria al efecto vasoconstrictor del calcio y al aumento de la actividad de la renina-angiotensina. Se puede presentar encefalopatía hipertensiva con presencia de convulsiones, estupor, etc. Las causas de hipercalcemia más frecuentes son: La exposición materna prolongada a la vitamina D. El hiperparatiroidismo neonatal primario o secundario a hipoparatiroidismo materno; la hipercalcemia infantil idiopática; síndrome de Williams; la necrosis externa de la masa subcutánea y otras causas dependientes de factores maternos como el uso frecuente de diuréticos tiazídicos; intoxicación con vitamina A; la tirotoxicosis.
TRATAMIENTO Se trata de disminuir la absorción del calcio disminuyendo la ingesta mediante el uso de leche materna sin dar suplementos de vitamina D o leches que no contengan vitamina D. Se logra aumentar la excreción mediante la administración de furosemida 1-2 mg/Kg./día. Se disminuye la absorción en los casos severos con la prednisolona a 2 mg/Kg./día.
LECTURAS RECOMENDADAS
– Manotas R, editor. Trastornos metabólicos en el neonato. En: Neonatología. Medellín: Universidad de Antioquia; 1994: 481-
489
– Arango A. Otras Alteraciones metabólicas del Recién Nacido. En: Correa J, Gómez J, Posada R, editores. Fundamentos de
Pediatría. Generalidades y Neonatología. Medellín: Corporación para Investigaciones Biológicas; 1994: 562-566
– Kliegman R. Problems in Metabolic Adaptation: Glucose, Calcium, and Magnesium. In: Klaus M, Fanaroff A, editors. Care of
the High-Risk Neonate. Fourth edition. Philadelphia: W.B. Saunders Company; 1993: 282-301
– Bainbridge R, Koo W, Tsang R. Neonatal Calcium and Phosphorus Disorders. In: Lifshitz F, editor. Pediatric Endocrynology.
New York: Marcel Dekker Inc; 1996: 473-490
– Greer F. Disorders of Calcium Homeostasis. In: Spitzer A, editor. Intensive Care of the Fetus and Neonate. St. Louis: Mosby;
1996: 993-1012
– Tsang R. Calcio, Fósforo y Magnesio. En: .Sola A, Rogido M, editores. Cuidados especiales del Feto y del Recién Nacido.
Buenos Aires: Científica Interamericana; 2001: 396-423
– Namgung R. Tsang R. Neonatal Calcium, Phosphorus, and Magnesium Homeostasis In: Polin R, Fox W, editors. Fetal and
neonatal physiology. Philadelphia: W.B. Saunders Company; 1998: 2308-2350
– Koo W, Tsang R. Calcium and Magnesium Homeostasis In: Avery, G, Fletcher M, MacDonald M, editors. Neonatology:
Pathophisiology and management of the newborn. Philadelphia: William & Wilkins; 1999: 715-738


TRASTORNOS DEL CALCIO EN EL RECIÉN NACIDO