SÍNDROME DE DIFICULTAD RESPIRATORIA
EN EL RECIÉN NACIDO

ENFERMEDAD DE MEMBRANA HIALINA Es la dificultad respiratoria secundaria a la incapacidad del neumocito tipo II para sintetizar el surfactante pulmonar, ocasionando disminución del volumen pulmonar y el colapso alveolar progresivo especialmente en los prematuros. Además de esto, se presenta edema pulmonar, injuria pulmonar, pérdida de proteínas, inactivación del surfactante por edema, hipoxia con persistencia del ductus y edema pulmonar, inmadurez pulmonar y aumento del espacio alveolo-capilar. Es la enfermedad respiratoria neonatal más común en niños prematuros. Puede ocurrir hasta en el 50 % de los neonatos con pesos menores de 1250 gms pero es rara en los neonatos de más de 35 semanas de edad gestacional. También puede aparecer en niños asfixiados, extraídos por cesárea sin trabajo de parto y en diabetes materna.
Presentación clínica El paciente ocasionalmente inicia asintomático y la mayoría de las veces con un cuadro de SDR leve, y va empeorando rápidamente en las primeras 24-48hs, con taquipnea (frecuencia respiratoria mayor de 60/minuto), retracciones intercostales, subcostales y subxifoideas, aleteo nasal, quejido, asimetría toracoabdominal durante la respiración disminuyendo la ventilación alveolar, cianosis y aumento de los requerimientos de oxígeno.
Hallazgos radiológicos -Infiltrados reticulogranulares 12-24 horas después del nacimiento. -Broncograma aéreo. -Disminución del volumen pulmonar. -Apariencia de vidrio esmerilado con opacidad total (estadios más severos). -Compromiso de la silueta cardiotímica y de los ángulos costofrénicos y costodiafragmáticos.
Diagnóstico diferencial En los desórdenes pulmonares que cursan con tirajes y retracciones además de SDR se debe tener en cuenta la posibilidad de, neumonía, taquipnea transitoria del recién nacido, Hipertensión pulmonar persistente, enfisema intersticial. De trastornos extrapulmonares se debe hacer Diagnóstico diferencial con hernia diafragmática, parálisis diafragmática, neumotórax, derrame pleural. Algunos trastornos relacionados con otros órganos como cardiovasculares o SNC como asfixia, hemorragia intracraneana o sepsis pueden evolucionar con manifestaciones pulmonares, pero son menos severas que las del SDR.
Laboratorio -Cuadro hemático completo con plaquetas. Se puede observar leucopenia o trombocitopenia por el SDR (consumo local de elementos). La Rx de tórax puede ser indistinguible de neumonía por estreptococo ß hemolítico del grupo B. Si hay duda se debe ordenar hemocultivos, cultivo de jugo gástrico e iniciar antibióticos. En el SDR severo se debe mantener la Hb por encima de 13 gr % y evitar policitemia. -Gases arteriales: evitar acidosis, hipoxemia, desaturación. La PO2 se debe mantener en 50-80 torr, PCO2 en 45-55 torr y pH de 7.25 a 7.45. -Calcio, glicemia. La glucosa contribuye a la síntesis de surfactante. Mantener normocalcemia. -Electrolitos, creatinina.