veterinario online

veterinario online

veterinario en linea

veterinario online

veterinario en linea
veterinario por internet
veterinario con perro
Realice consultas de veterinaria  y obtenga una respuesta, veterinario online las 24 horas del dia
InicioQuienes SomosTemas VeterinariaPreguntas VeterinariaPreguntar Online
®
Seleccione el  veterinario que necesita
consulta online
veterinario online
logo twitter
logo linkedin
logo blogspot
logo de facebook
>
Tratamiento de la herida
Hay una región del folículo piloso inmediatamente por debajo de la glándula sebácea que se conoce como el bulbo (v. figura
9.1). Parece ser un nicho protegido6 y las células de su interior son células germinales multipotenciales que pueden dar
lugar a las células precursoras de la epidermis, la glándula sebácea o la vaina externa de la raíz6-11. Actualmente, se cree
que las células germinales del bulbo no son importantes para el mantenimiento de la piel pero sí sirven para repoblar varias
poblaciones de células precursoras después de la lesión12-14. Quemaduras superficiales o de grosor parcial Las células de
la capa basal de la epidermis que dan lugar a las células amplificadoras del tránsito, que después proliferan y se diferencian
finalmente a queratinocitos, se pueden considerar células germinales de la epidermis. Por tanto, las quemaduras que afectan
sólo a la epidermis, las quemaduras de primer grado, cicatrizan fácilmente con la rápida aparición de queratinocitos nuevos.
Las quemaduras de segundo grado o de grosor parcial destruyen toda la epidermis y también una parte de la dermis y los
anejos cutáneos. Si la región del bulbo folicular no está lesionada, sus células pueden repoblar la capa basal de la epidermis
y también dan lugar a nuevas glándulas sebáceas y folículos pilosos dentro de la nueva epidermis (v. figura 9.2). Sin
embargo, cuando la profundidad de la quemadura se extiende dentro de la dermis más profunda, los restos de los folículos
pilosos son más escasos. Las quemaduras dérmicas cicatrizan lentamente, si es que llegan a hacerlo, y dependen en gran
medida de la migración de los queratinocitos desde la piel lesionada circundante. Es el mismo mecanismo por el cual los
intersticios de los injertos mallados de piel de la epidermis se rellenan por los queratinocitos que migran desde los puentes
de piel. La biología de la renovación de la epidermis es actualmente objeto de una intensa investigación. Los conocimientos
sobre los mecanismos básicos implicados aumentan con rapidez. Su traducción en una tecnología útil que mejore el
tratamiento clínico de las heridas y su evolución puede ser pronto una realidad8,15. Quemaduras profundas o de grosor
completo Las quemaduras de grosor completo afectan a todo el grosor de la dermis y se extienden hasta la grasa
subcutánea. No cicatrizan espontáneamente, a menos que ocupen una zona muy limitada y sea razonable dejarlas cerrar
mediante una combinación de contracción de la herida y reepitelización por la epidermis intacta circundante. La capa de
partes blandas coaguladas y necróticas tiene un espesor variable dependiendo de la duración e intensidad de la exposición
al calor. El cierre de la herida no puede producirse mientras la costra permanezca in situ. La separación espontánea de la
costra se debe principalmente a la acción de las proteasas liberadas por las bacterias que proliferan por debajo de la costra
y no tiene lugar en las quemaduras de grosor completo estériles. Por ejemplo, la costra de una quemadura de grosor
completo en roedores notobióticos se mantendrá en su lugar durante 8 meses o más16.