veterinario online

veterinario online

veterinario en linea

veterinario online

veterinario en linea
veterinario por internet
veterinario con perro
Realice consultas de veterinaria  y obtenga una respuesta, veterinario online las 24 horas del dia
InicioQuienes SomosTemas VeterinariaPreguntas VeterinariaPreguntar Online
®
Seleccione el  veterinario que necesita
consulta online
veterinario online
logo twitter
logo linkedin
logo blogspot
logo de facebook
>
ENDOCARDITIS INFECCIOSA
Recomendaciones de Ecocardiografía en EI: Válvulas Protésicas.
Clase I
1. Detección y Caracterización de lesiones valvulares, su severidad
hemodinámica y/o compensación ventricular*.
2. Detección de anormalidades asociadas (abscesos, cortocircuitos)*.
3. Estudio de reevaluación en endocarditis compleja (germen virulento, severo
compromiso hemodinámico, compromiso valvular aórtico, fiebre persistente
o bacteremia, cambio clínico o deterioro sintomático)*.
4. Evaluación en sospecha de EI y cultivos negativos*.
5. Evaluación de bacteremia oculta.
Clase IIa
Evaluación de fiebre persistente sin evidencia de bacteremia o soplo cardiaco
nuevo*.
Clase IIb
Revaloración de rutina en EI no complicada durante terapia antibiótica.
Clase III
Evaluación en estado febril transitorio sin evidencia de bacteremia o soplo
cardiaco nuevo.
* La ETE puede aportar frecuentemente mayor valor en adición a la información
obtenida por ETT.
C. Otras recomendaciones de ecocardiografía en pediatría relacionadas con EI:
• Evento tromboembólico en un lactante, niño o adolescente (clase I).
• Apariencia de sepsis, cianosis, o falla cardiaca derecha en un paciente con
un CVC permanente colocado por largo tiempo (clase I).
• Embolización sistémica o hipertensión de inicio agudo en un paciente con
cortocircuito de derecha a izquierda y un CVC permanente (clase I).
• Síndrome de vena cava superior en presencia de CVC (clase I).
• Niño agudamente enfermo con sospecha de sepsis bacteriana o
enfermedad por rickettsias (clase IIa).
• Paciente con CVC permanente y fiebre sin evidencia de embolización
sistémica o pulmonar (clase IIb).  • Vigilancia de rutina en pacientes asintomáticos con CVC permanente (clase
III).
D. Recomendaciones para ETE en pediatría, relacionadas con EI (todas son
clase I):
¾ Pacientes con cardiopatía (CC o adquirida) necesitando ecocardiografía
cuando información diagnóstica significante no puede ser obtenida por ETT
(ejemplo: niño con anormalidades valvulares que hacen difícil el diagnóstico
de EI)
¾ Pacientes con sospecha de EI con inadecuada ventana acústica
transtorácica.
¾ Pacientes con artefactos intravasculares colocados por largo tiempo en los
cuales se sospecha trombo o vegetación (ejemplo: marcapaso).
¾ Pacientes con válvula protésica en la cual se sospecha un trombo o
vegetación.
El papel de la ETE como evaluación de primera línea en EI está siendo
examinado por la AHA y la ACC. Algunas situaciones en las cuales se emplea
la ETE pero que aún no figuran en las recomendaciones son:
• ETT negativa a pesar de alta sospecha clínica.
• Bacteremia por S. aureus sin realizar ETT previa.
• ETT no concluyente con hemocultivos negativos.
CRITERIOS DIAGNOSTICOS DE EI
Actualmente se emplean los criterios de la universidad de Duke que
reemplazaron a los anteriormente usados de Von Reyn.
EI definitiva: Presencia de al menos uno de los siguientes criterios.
¾ Criterio patológico:
• Microorganismo demostrado por cultivo o histología en una vegetación,
en una vegetación que ha embolicado, o en un absceso intracardíaco, o
• Lesiones patológicas: vegetación o absceso intracardíaco presente,
confirmado por histología mostrando endocarditis activa.
¾ Criterios clínicos, usando la lista de criterios:
• Presencia de 2 criterios mayores, o
• 1 mayor y 3 menores, o
• 5 criterios menores.
EI posible: Hallazgos consistentes con EI que no alcanzan para diagnóstico
definitivo pero no permiten rechazarlo.
EI rechazada:
¾ Diagnostico alterno firme que explica la clínica del niño, o
¾ Resolución de las manifestaciones con 4 días o menos de antibiótico, o
¾ No evidencia patológica de EI en cirugía o autopsia, después de 4 días o
menos de antibiótico.
CRITERIOS MAYORES:
1. Hemocultivos positivos para EI:
A. Microorganismo típico consistente con EI en dos hemocultivos
separados:  ¾ EGV, S. bovis, estreptococos nutricionalmente variantes, grupo
HACEK, o
¾ S. aureus adquirido en la comunidad o enterococos en ausencia de
un foco primario, o
B. Microorganismos consistentes con EI en hemocultivos persistentemente
positivos así:
¾ En 2 o más hemocultivos tomados con diferencia de más de 12 horas, o
¾ En la totalidad de 3 hemocultivos tomados con diferencia mayor o igual
de 1 hora entre el primero y el último o en la mayoría de 4 o más
hemocultivos tomados con diferencia mayor o igual de 1 hora entre el
primero y el último.
2. Evidencia de compromiso endocárdico:
A. Ecocardiograma positivo definido como:
¾ Masa intracardíaca oscilante sobre válvulas o estructuras de soporte en
el camino de chorros regurgitantes o sobre materiales implantados sin
una explicación anatómica alternativa, o
¾ Absceso intracardíaco, o
¾ Nueva dehiscencia en válvula protésica, o
B. Aparición de un nuevo soplo de regurgitación valvular. No es suficiente
el aumento de un soplo de regurgitación valvular previo.
CRITERIOS MENORES:
1. Predisposición: patología cardiaca predisponente o uso de drogas IV.
2. Temperatura mayor o igual de 38º C.
3. Fenómenos vasculares: embolismo arterial mayor, infartos sépticos
pulmonares, aneurisma micótico, hemorragias conjuntivales, hemorragia
intracraneal y lesiones de Janeway.
4. Fenómenos “inmunológicos”: glomerulonefritis, nódulos de Osler, manchas
de Roth y factor reumatoideo positivo.
5. Evidencia microbiológica: hemocultivo positivo que no califica para un
criterios mayor (excluye un único hemocultivo positivo para ECON y
organismos que no causan endocarditis), o evidencia serológica de
infección activa con microorganismo consistente con EI.
6. Hallazgos ecocardiográficos consistentes con EI, pero que no califican
como criterio mayor.
Consideraciones epidemiológicas y tecnológicas han sido la base para sugerir
cambios a los criterios de Duke incluyendo aumentar los criterios menores con
las hemorragias en astilla (ya que en adultos fueron más frecuentes que los
nódulos de Osler, lesiones de Janeway y manchas de Roth), las petequias, el
hipocratismo digital recientemente diagnosticado, aparición de esplenomegalia,
hematuria microscópica sin otra explicación, VSG elevada (1.5 veces el límite
superior de lo normal), PCR>100 mg/l, línea venosa central no usada para
nutrición y líneas venosas periféricas. También se ha sugerido eliminar el
criterio menor de “hallazgos ecocardiográficos consistentes con EI pero que no
consiguen ser criterio mayor”, por el uso extendido (en adultos) de la ETE; la
categoría “EI posible” debería ser definida como al menos 1 criterio mayor y 1
menor o 3 menores; considerar la bacteremia con S. aureus como un criterio  mayor sin importar si es nosocomial o si hay
un foco removible de infección; y
hacer de la serología para fiebre Q un criterio mayor.